14 diciembre, 2012

Pasión por el aceite de oliva

Se inauguró Santa Augusta, una olivícola "boutique" en Coquimbito. Degustar y conocer las virtudes del aceite de oliva en un ambiente personal y con atención exclusiva.

Existen diferentes variedades de olivos, la mayor parte presente en el mundo provienen de la zona mediterránea europea. Desde allí llegó el aceite de oliva a la Argentina, y luego también las primeras especies aceiteras de olivos.
Valeria Bustos Cano seleccionó las variedades de manzanilla, arauco y nevadillo por sus virtudes, para crear sus aceites de oliva extra virgen que comercializa junto al Blend, en su Olivícola Boutique, recién inaugurada.
Ubicada en Roca 2.327 de Coquimbito, Maipú, Santa Augusta está ideada para que sus clientes puedan degustar sus aceites, vivencien su cultura y conozcan el proceso artesanal de su elaboración, en un ambiente personal y con atención exclusiva.
Para esto acondicionó una casa del año 1.800, en donde encontraremos además de sus productos, pastas de aceitunas y tomates secos de la marca Frutta Roja elaborados con sus aceites extra virgen. La Olivícola cuenta, también, con un espacio de arte, en este momento se exhiben las obras de Ana Mariño.
El aceite de oliva es el más natural de todos los aceites y un ingrediente fundamental en nuestra cocina, por su exquisito sabor y porque es un producto protector y regulador del equilibrio de nuestra salud.
Es un aliado de nuestro sistema cardiovascular, es el más rico en ácido oleico y grasa monoinsaturada, dos sustancias que ayudan a reducir el colesterol. También es muy bueno para las personas con hipertensión, para estimular la vesícula biliar y la digestión. Además, favorece la absorción de calcio y estimula el crecimiento. Y por si le faltaran atributos protege y tonifica la piel y el cabello.
Fuente:elsolonline.com