06 diciembre, 2012

Deoleo registrará un deterioro de sus activos intangibles de 250 millones en sus cuentas de 2012

Deoleo registrará un deterioro en sus activos intagibles de aproximadamente 250 millones de euros, que se recogerá en sus cuentas anuales a cierre del ejercicio 2012, por el nuevo contexto macroeconómico, informó la compañía.
El líder mundial en comercialización de aceite de oliva indicó que como consecuencia de las diferentes adquisiciones llevadas a cabo hasta 2009, a 31 de diciembre de ese ejercicio se habían registrado unos activos intangibles (marcas y fondos de comercio) por un importe de 1.104 millones de euros y unos impuestos diferidos de 217 millones de euros.
Sin embargo, el plan de negocio elaborado en esa fecha, y que soportaba el valor económico de estos intangibles, "ha perdido vigencia, tanto por las hipótesis de negocio como por la coyuntura económica en la que se desarrollaba".
La compañía señaló que con este ejercicio de valoración culmina la fase de saneamiento de sus activos y "no será necesario acometer nuevos ajustes relevantes en el futuro".
En los dos últimos ejercicios Deoleo ha adecuado su estructura para hacerla más competitiva y preparada para los retos del futuro. De esta forma, la plantilla ha pasado de 2.149 personas a 31 de diciembre de 2010 a 817 personas a cierre del pasado mes de noviembre.
En lo que respecta a datos de rentabilidad del negocio y resultados operativos, a cierre del pasado mes de septiembre el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzaba los 62,4 millones de euros y las estimaciones de cierre de este ejercicio apuntan a que esta cifra se sitúe en los 89 millones de euros. Además, la rentabilidad ha crecido sustancialmente pasando de un ratio Ebitda/ventas del 6,6% en 2011 al 10% en el tercer trimestre de este año.
Además, el grupo ha reducido su deuda financiera neta por debajo de los 600 millones de euros al cierre del tercer trimestre, lo que le permite cumplir con los 'covenants' financieros.
Adicionalmente, la compañía indicó que está en fase de materializar las últimas etapas del plan de ajustes estructurales, "que ayudarán a que estas mejoras se incrementen y sus frutos sean duraderos en el tiempo"
Sigue:europapress.es