05 noviembre, 2012

Pymes y autónomos: quiero exportar, pero ¿cómo lo hago?

La internacionalización ha servido a muchas empresas a sobrellevar mejor la recesión del país. Pero, para lanzarse a la aventura ¿lo tienen igual de fácil las pymes y autónomos?
José Cabrera, socio fundador de Vega Carabaña, es un pequeño productor de aceite de oliva de Madrid que decidió salir del país y hoy exporta a Inglaterra, China, EEUU y Japón. Eduardo de Souza también decidió que los patés y foies que elaboraba en Extremadura podían competir hasta con los franceses. Y hasta al país galo -junto a EEUU y Reino Unido- llegan sus productos.
En los tiempos que vivimos de recesión económica, muchas empresas han optado por la internacionalización para paliar el descenso de sus mercados internos. Esto es fácil para las grandes corporaciones, pero ¿puede una pyme o un autónomo lanzarse a la aventura de la internacionalización sin morir en el intento? Casos como el de De Souza o Cabrera lo demuestran. Ellos, entre otros muchos, lo consiguieron a través de la Asociación Española de Consultores de Comercio Exterior (Acocex). Esta asociación sin ánimo de lucro ha firmado un convenio con la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) y han trazado el Plan Exportar es fácil "para facilitar la internacionalización de los autónomos", señala Guillermo Guerrero, coordinador del área de extranjeros de ATA. "Tenemos dos vías: una para autónomos y microempresas con poca capacidad de producción o de distribución, con falta de experiencia exportadora o con exportaciones por debajo del 35% de la facturación; y otra, Emprendedores de dos orillas, dirigida a residentes extranjeros en España".
A través de Exportar es fácil, "un asesor de Acocex acompaña a la empresa o al autónomo durante el proceso de externalización para que conozca las redes, los sectores clave, la documentación requerida en el país, etc. En una segunda fase se agrupa a los autónomos de un mismo sector para que exporten en conjunto". El coste de participación es de 500 euros por seis meses, para empresas, y de 100 euros por seis meses, para emprendedores.
Otro gran asidero es el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) que, el pasado mes de marzo sustituyó los Pipe (Plan de Iniciación a la Promoción Exterior) por el plan Icex Next para fomentar la iniciación y consolidación de las pymes en su apuesta por los mercados internacionales, especialmente a través del coste que exige su salida al exterior y de una ventanilla única.
Durante el proceso, el Icex apoyará a las empresas en el diseño de su estrategia internacional para aumentar su competitividad. En la fase de consolidación, en destino, facilitará la diversificación de su red comercial al definir su plan de negocio en un mercado en particular. El programa -que ya cuenta con 450 empresas y espera llegar a 500 a finales de año- tiene con una dotación de 25.100 euros para cada proyecto, aportados tanto por el Icex como por las propias empresas. El pasado octubre, se presentó en el Ministerio de Economía la Guía de servicios para la internacionalización, un completo manual que responde a las preguntas básicas: ¿Cómo empezar a exportar?, ¿cómo obtener financiación?, ¿dónde solicitar asesoramiento?...
Sigue:eleconomista.es