14 noviembre, 2012

Gobierno someterá a industria oleícola a campaña de control "extraordinaria"

El Gobierno someterá a almazaras, envasadores, refinadores y almacenes de distribución, entre otros operadores, a una campaña de control "extraordinaria", que se desarrollará entre este mes de noviembre y mayo de 2013.
El Gobierno someterá a almazaras, envasadores, refinadores y almacenes de distribución, entre otros operadores, a una campaña de control "extraordinaria", que se desarrollará entre este mes de noviembre y mayo de 2013.

El Gobierno someterá a almazaras, envasadores, refinadores y almacenes de distribución, entre otros operadores, a una campaña de control "extraordinaria", que se desarrollará entre este mes de noviembre y mayo de 2013.
Así lo ha avanzado hoy la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, durante su participación en las VII Jornadas profesionales del aceite de oliva español, organizadas en Madrid por la revista "Alcuza".
En virtud de esta campaña, se harán análisis de los aceites de oliva para controlar la calidad y verificar la trazabilidad del producto, una iniciativa que se ejecutará en coordinación con las comunidades autónomas -que son realmente las competentes en materia de inspección y quienes realizarán los controles-, según ha precisado García Tejerina.
En su intervención, la secretaria general ha detallado las líneas de trabajo del Ministerio para avanzar en métodos de categorización y de análisis del aceite y, en comercio exterior, anunció un protocolo para hacer un seguimiento y responder a posibles barreras comerciales al producto, como las surgidas en EEUU.
"Seguimos el marketing order" de EEUU -procedimiento que somete ahora a revisión las normas que afectarán al aceite de oliva y a los requisitos exigibles a sus importaciones-, ha remarcado.
Según ha explicado, "estaremos pendientes para poder realizar alegaciones" con el objetivo de "influir" a que el país adopte las recomendaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI).
Por otra parte, ha apuntado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente trabaja para la modificación "a medio plazo" de la norma de calidad de aceites vegetales y, también, con el objetivo de establecer los "límites de responsabilidad" de los envasadores en lo referente a la calidad.
Según ha indicado, estudian posibles métodos e instrumentos de control que mejoren el "panel test" o de cata y que en la actualidad se siguen cuatro vías de investigación, entre ellas un "sensor químico" que pueda complementar al método anterior o sustituirlo, "llegado el caso", resonancias magnéticas o análisis genéticos.
Por otra parte, se ha creado un grupo de trabajo constituido por representantes de laboratorios autonómicos que trabajan con el aceite para lograr una mejor coordinación en el ámbito de los controles oficiales de este producto, ha explicado.
Ha recordado que se comparan ensayos de paneles públicos y privados y que se han incorporado catadores privados a los paneles de cata del Ministerio.
También ha aludido a la modificación de los criterios sobre control de la calidad de las partidas que han sido sometidas a los últimos procesos de almacenamiento privado autorizados por la Comisión Europea, de forma que se han sometido previamente al panel test y a análisis organolépticos.
Y, asimismo, que habrá un nuevo estudio de la cadena de valor del aceite de orujo de oliva.
Tejerina ha resaltado las principales actuaciones del Gobierno de la que podrá beneficiarse el sector, como las próximas leyes de mejora de cadena de valor e integración de cooperativas, o los futuros programas de internacionalización alimentaria y de investigación e innovación.
Fuente:lainformacion.com/efe.