20 noviembre, 2012

Bruselas estudia endurecer los controles de calidad del aceite de oliva

Plantea imponer el tapón irrellenable en restaurantes y bares y clarificar las etiquetas 
 a CE está estudiando modificar dos reglamentos que afectan a la comercialización, el etiquetado y el control del aceite de oliva para proteger a los consumidores y garantizar la calidad del aceite de oliva.
Entre las posibles medidas estaría la imposición del tapón irrellenable en los envases de aceite en el canal Horeca (bares y restaurantes) así como el aumento de los controles del aceite envasado y la clarificación del etiquetado para que el consumidor pueda saber lo que compra. Incluso se plantea la obligación de señalar no sólo la calidad del aceite y la proporción de las mezclas sino la cosecha de la que procede. Algo así como la añada de los vinos.

Más sanciones


También se incrementarían los cotroles obligatorios que deben imponer los distintos estados miembros y se endurecerían las sanciones a los infractores.
Responsables de la Comisión Europea han planteado estas medidas en una reunión con el Grupo de Trabajo de Aceite del Copa Cogeca en la que se analizó el Plan de Acción del Olivar que propuso el comisario europeo de Agricultura Dacian Ciolos y en la que ha participado Eduardo Martín, secretario general de Asaja Sevilla. Precisamente, en ese grupo de trabajo del Copa -en el que están representados los productores de aceite de toda Europa- se ha preparado un texto sobre el Plan de Acción del Olivar en el que se hace especial hincapié en las medidas de fomento de la calidad del aceite y se pide a la Comisión que concrete esas medidas y controles, por lo que los planteamientos de la Comisión han sido muy bien acogidos.
De hecho, entre las propuestas de los productores se incluía la demanda de que «se refuerce la investigación científica rigurosa para la posible modificación de los parámetros químicos que se usan para medir la calidad de los aceites». Según Eduardo Martín, esta es una medida «muy necesaria» ante la evidencia de que «hay prácticas ilegales» que no siempre se pueden detectar con los instrumentos actuales. En este sentido, demandan también a la Comisión que mientras no haya análisis mejores que los actuales «se prohíban las mezclas de aceites vegetales».
También piden en este sentido, que los paneles test organolépticos (análisis sensorial y no químico del aceite) sean homogéneos en toda Europa y que se legisle para que las denominaciones de los aceites en las etiquetas sean claras y entendibles para el consumidor.
Por otra parte, el Copa Cogeca ha mostrado su apoyo al Plan de Acción del Olivar, pero con algunas modificaciones y sugerencias como el que se actualicen lo mecanismos de mercado y haya un plan de investigación.
Fuente:abc.es