19 octubre, 2012

Hojiblanca cede su marca principal para entrar en el capital de Deoleo


La cooperativa tendrá el 9,63% de las acciones y a cambio la multinacional se hará con Hojiblanca y la planta de Antequera

 La multinacional del aceite de oliva Deoleo anunció ayer la adquisición la marca de aceite virgen extra Hojiblanca, perteneciente a la cooperativa andaluza del mismo nombre, así como de sus instalaciones industriales de la planta de envasado en Antequera, según precisó la compañía cotizada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV). Con esta operación, Deoleo espera incrementar su facturación en 40 millones de euros anuales y el Ebitda (resultado operativo) en 5,3 millones de euros.

A cambio, la cooperativa suscribirá una participación en el capital de Deoleo del 9,63%, mediante una ampliación de capital no dineraria emitidas a su valor nominal de 0,50 euros (35 millones en total). El acuerdo entre Deoleo y Hojiblanca sitúa a la empresa andaluza como socio industrial de referencia junto a Ebro, que tiene una participación del 9,33%.

Con la operación sellan además una alianza estable el mayor comercializador del mundo, Deoleo -con una facturación en 2011 de 961millones de euros y un 22% de cuota de mercado a nivel mundial- con el principal productor: en la campaña 2011-2012, Hojiblanca superó ampliamente las 246.000 toneladas de aceite, en torno al 15% de la producción nacional.

¿Qué repercusiones tendrá? Para Deoleo supone reforzar su fuerza marquista con la incorporación de una enseña de virgen extra de referencia, que suma a las españolas Carbonell y Koipe y a las italianas Bertolli, Carapelli y Sasso. Para Hojiblanca, queda cumplida una aspiración antigua: que el sector productor participe directamente en la gestión de un gigante como Deoleo, en la cual entrará inicialmente con dos consejeros.

Con la cooperativa que dirige Antonio Luque participando en la toma de decisiones, habrá menos riesgo de externalización de las compras a otros países (se quedarán en España, y especialmente en Andalucía) y la formación de precios se ajustará a criterios más equilibrados que los de las últimas campañas, muy mediatizados por la crisis financiera por la que ha atravesado la antigua SOS.

La cooperativa pierde fuerza marquista en el aceite de oliva al no tener ya la marca que da nombre a Hojiblanca. Pero eso no quiere decir que deje de envasar el aceite: lo hará a través de Mercaoleo, la sociedad que gestiona con Cargill y que tiene como objetivo la comercialización de enseñas de la distribución. La planta de Mercaoleo en Antequera, anexa a la propia de Hojiblanca, se mantendrá en el status quo actual. Hojiblanca también seguirá con sus divisiones de aceite (sin la marca Hojiblanca y su planta de Antequera), aceitunas, suministros y ganadería.

El acuerdo deberá ser ratificado en Junta General Extraordinaria por los accionistas de Deoleo y en Asamblea General por los cooperativistas de Hojiblanca.
Fuente:diariodesevilla.es