10 septiembre, 2012

Almazaras guardan aceite en sus depósitos ante una mala cosecha


Las almazaras guardan aceite en sus depósitos ante la mala cosecha que se avecina. A finales de julio tenían 760.200 toneladas de las 938.500 de existencias finales. Eso sí, el consumo nacional se mantiene y las exportaciones siguen a buen ritmo. Todo apunta a que las ventas serán históricas. Ante las malas previsiones de la cosecha y la esperanza de que el precio del zumo de aceitunas suba más —actualmente se vende en origen a una media de 2,36 euros por kilo y ya comienza a ser rentable—, muchos agricultores prefieren esperar para vender su producto. Quizá por ello, a finales de julio, según los últimos datos de la Agencia para el Aceite de Oliva (AAO), el volumen total de existencias se situó en 938.500 toneladas, 247.700 más que en el mismo periodo del año pasado y 124.800 menos que en el mes de junio. Sin embargo, para algunas organizaciones la cifra no es demasiado alta si se tiene en cuenta que en la próxima temporada la producción será un 70 por ciento menor que la actual y, de seguir incrementándose las ventas, el aceite que existiría no sería suficiente como para satisfacer la demanda.
Según la agencia, la mayor parte de las existencias, en julio, se encontraba en poder de las almazaras, en concreto 760.200 toneladas, frente a las 178.300 que tienen envasadoras, refinerías y otros operadores. De acuerdo con la AAO, también existen buenas cifras en exportación. Hace 2 meses salieron al exterior 80.000 toneladas, lo que, sumado desde octubre de 2011, da como resultado 720.600, cuando en la campaña 2010-2011 se llevaron a otros países 828.400 toneladas. Con respecto al consumo nacional      —mercado interior aparente—, se llegó a las 477.900, una cifra prácticamente idéntica a la que se registró en el mismo periodo de la campaña anterior.
Fuente:diariodejaen.es