20 febrero, 2012

Marruecos logra quitar el arancel para que su aceite entre en Europa

El aceite de Marruecos tiene vía libre en Europa. Las cooperativas oleícolas están indignadas con el texto del acuerdo comercial entre Bruselas y Rabat. Dicen que se ha hecho 'a la espalda' del sector y que ahora la entrada del zumo de aceituna hecho en el Magreb perjudicará a los agricultores. Una de cal y otra de arena. La Comisión Europea aprobó, el 7 de febrero, las ayudas para el almacenamiento privado de aceite de oliva. El sector lo entendió como un claro gesto de apoyo por parte de Bruselas ante la crisis de precios que viven los olivareros y toda la estructura productiva vinculada al “oro líquido” —aunque unos lo pasan peor que otros—. Sin embargo, ahora viene el “mazazo” después del visto bueno al acuerdo comercial entre Marruecos y la Unión Europea. La norma da vía libre al aceite de oliva marroquí en la Unión Europea. Elimina los derechos de aduana que se aplicaban a este producto —1,25 euros por kilo—, por lo que las empresas podrán introducir en Europa todo el aceite que deseen. En cambio, no ocurrirá lo mismo respecto al zumo de aceituna hecho en España, ya que el acuerdo comercial establece que Europa solo puede enviar 2.000 toneladas de aceite de oliva a Marruecos. Si lleva un kilo más, las empresas del viejo continente sí que tendrán que pasar por la aduana. El Comité Oleícola Internacional dice que la producción media marroquí de las tres últimas campañas fue 130.000 toneladas —Jaén lleva más de 616.000 este año— y suele introducir unas 25.000 en Europa. En cambio, las dudas están en el futuro inmediato, ya que habrá empresas que prefieran invertir en Marruecos en vez de en España para producir aceite de oliva, simplemente, porque puede resultarles más barato. Su producto entrará en Europa sin problemas. La consejera de Agricultura, Clara Aguilera, lamenta que el Gobierno de Mariano Rajoy no haya “querido” frenar la aprobación del nuevo acuerdo agrícola con Marruecos, pese a la presencia mayoritaria del PP en la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos. En su opinión, no es de extrañar que desde el Gobierno actual no se haya querido articular alianzas con los de su grupo contra un acuerdo lesivo para la agricultura andaluza. “El PP ya defendió el acuerdo anterior, que ya suponía un duro varapalo para las producciones hortofrutícolas andaluzas”, dice la consejera.
Sigue:diariojaen.es