04 octubre, 2011

La Junta sigue sin desvelar las marcas de aceite de oliva con etiquetado fraudulento

La organización de consumidores FACUA Andalucía ha lamentado hoy que el Gobierno andaluz continúe sin desvelar los nombres de las marcas de aceite de los 24 lotes que retiró a finales de noviembre de 2010 por haber sido etiquetados fraudulentamente como virgen y virgen extra.
En un comunicado, FACUA Andalucía denuncia que diez meses después de su retirada del mercado andaluz, la Junta de Andalucía continúa sin hacer públicas las marcas de aceite de oliva que han incurrido en fraude etiquetando como virgen y virgen extra productos de inferior calidad ni las sanciones que aplicará a las mismas.
A finales de noviembre de 2010, el Gobierno andaluz retiró veinticuatro lotes de los establecimientos de la Comunidad Autónoma tras una campaña de inspección desarrollada por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud en coordinación con la Dirección General de Industria y Calidad Agrolimentaria de la Consejería de Agricultura y Pesca.
Las marcas sólo se retiraron del mercado andaluz, por lo que el presunto fraude continuó produciéndose en el resto de España, según la organización de consumidores, que demanda a la Junta que aclare los motivos de esta demora en concluir los expedientes tras efectuar los contraanálisis solicitados por las marcas y dar a conocer cuáles de las retiradas se ha confirmado que incurrieron en fraude.
Los consumidores, advierte FACUA, tienen derecho a conocer qué empresas han incurrido en fraude.
FACUA recuerda que en diciembre la consejera de Salud, María Jesús Montero, argumentó que tardaría "no menos de cinco a seis meses, ya que los análisis de laboratorio son lentos", unas pruebas que "en realidad se realizan en unas pocas horas de no ser por la falta de medios de la Junta, con sus laboratorios saturados, advierte la Federación".
El pasado agosto, la consejera afirmó que "la mayoría de las empresas ha podido demostrar que durante el momento del envasado los productos se encontraban en las condiciones que planteaba el etiquetado", apuntando en esos casos a fallos de conservación en las cadenas de transporte o comercialización que habrían provocado la pérdida de cualidades organolépticas en los productos.
Fuente:ideal.es


Además:

LEAN EL COMUNICADO DE RECTIFICACIÓN DEL COI EL 30 DE SEPTIEMBRE