14 junio, 2011

Los envases de aceite de oliva influyen en los consumidores

Un estudio desarrollado por investigadores del grupo de Marketing de la UJA (Universidad de Jaén) destaca que además de la calidad que un aceite de oliva pueda tener, es necesario que el envase que lo contiene sea atractivo para el consumidor. Según este estudio, los envases de aceite de oliva influyen en los consumidores y afecta a un 14% de la percepción de la calidad en la cata o degustación. Para llegar a esta conclusión se desarrolló un experimento en el que 88 personas debían probar un mismo aceite contenido en envases diferentes, las personas no sabían que se trataba del mismo aceite y debían valorar mediante un test cada cata realizada.

Los resultados muestran que determinados aspectos del envase influyen en la percepción de la calidad del aceite y que son condicionantes para que un mismo aceite se valore más o menos. En el test aparecían 32 preguntas sobre las cualidades organolépticas del aceite, si era dulce, de tipo frutado, picante, etc. Las preguntas que hacían referencia al envase estaban relacionadas con la funcionalidad, la estética, la higiene (inclusión de un sistema anti goteo), la practicidad, etc. Hay que decir que los participantes del estudio tenían poco conocimiento del mundo de la cata del aceite y previamente se les habían dado unas instrucciones previas, algo así como un cursillo de cata acelerado para que pudieran realizar la valoración. El aceite era escanciado en un vaso de plástico transparente y los participantes podían ver el envase que contenía el aceite.

Es decir, todos los aceites se cataban del mismo modo, era el mismo aceite y sin embargo era percibido y valorado de forma diferente. Los resultados nos recuerdan a algunos estudios en los que se muestra que la percepción de los consumidores varía según el coste del producto. Un ejemplo es el estudio científico que realizó el Instituto Tecnológico de California en el que se demostró que el precio que se paga por un determinado producto influye notablemente en los consumidores, cuanto más se pagaba por un producto, más satisfactorio resultaba al paladar, de ello hablábamos en el post The Wine Trials, la guía de los vinos baratos.

Otros estudios como el presentado por una estudiante de la Universidad de Cornell, muestran que el etiquetado es otro condicionante importante en la percepción del consumidor. Un mismo alimento ecológico envasado y etiquetado con una descriptiva que indicase ecológico, o no ecológico, era suficiente para demostrar cómo condiciona a las personas, la información que pueden leer en una etiqueta realizando una valoración errónea del producto, de todo ello hablábamos en el post Alimento orgánico, la etiqueta mejora el producto. Por ello, los resultados obtenidos en el estudio desarrollado por la UJA no nos sorprenden.

No acostumbramos a catar o degustar un alimento a ciegas, con la cata recibimos todo tipo de información complementaria que influye en la valoración de un producto aunque no tenga nada que ver con sus verdaderas cualidades organolépticas, nos remitimos al estudio de los alimentos orgánicos citado. Diseño, color, etiqueta, funcionalidad, practicidad, precio… si sumamos todos estos condicionantes, ¿cuál sería el verdadero porcentaje de percepción de calidad relacionado con estos aspectos?

Retomando la investigación que hemos podido conocer a través de la web de Andalucía Investiga, según indican los expertos, de estos resultados se obtienen conclusiones que pueden ser de gran ayuda a quienes comercializan aceite de oliva virgen, el marketing juega un papel muy importante para lograr que un producto tenga más o menos éxito, un buen aceite que carezca de un envase adecuado reduce su potencial y percepción. La apariencia de calidad es un condicionante, del mismo modo que el precio en los vinos era un condicionante en el estudio del el Instituto Tecnológico de California. Por ello, cada vez se realizan más inversiones para mejorar la presentación de los productos a los consumidores.

Anteriormente la UJA realizó estudios en la misma línea con un grupo de 122 personas que cataron un mismo aceite y en el que cambiaban las condiciones de los envases, entonces ya determinaron que los envases ejercían cierta influencia en la cata, el nuevo estudio aporta el porcentaje de influencia. Claro, que estamos hablando de envase y cata, ¿qué ocurre si no podemos catar el aceite y nos dejamos guiar por el resto de elementos antes de comprar?, en esta pregunta dejamos al margen la crisis económica, un problema que condiciona significativamente la decisión de compra. ¿En qué medida o porcentajes influye cada uno de los aspectos que hemos destacado, diseño, etiquetas, descriptiva…?
Fuente:gastronomia&cia.com