30 octubre, 2007

Bolivia: Olivos en el desierto

Este emprendimiento empezará a concretarse en marzo de 2008 con el cultivo de 2.500 plantines que garantizarán el futuro de los niños que tienen entre seis y 12 años en este municipio. El aceite de oliva empezará a producirse el año 2028.

Pasorapa es una zona tan erosionada que los agrónomos desahuciaron la posibilidad de tener cualquier tipo de producción agropecuaria sobre sus tierras. Pero un proyecto descubrió que los árboles de oliva sí podrían nacer en ese suelo.

Según el director del Instituto de Desarrollo Popular (Indepo), Luis Salazar, el olivo es tan resistente que puede brotar en terrenos tan desgastados e infértiles como el de Pasorapa, sin necesitar más de 200 miligramos de agua por año, y vive aproximadamente 2.000 años.

La desventaja es que el olivo da frutos recién desde los 20 años, razón por la que, tras largas conversaciones con los comunarios de la zona, se decidió plantar estos árboles, para el beneficio de los más pequeños, niños que tienen entre seis y 12 años, que dentro de dos décadas estarán listos para cosechar y ser propietarios de una empresa comunitaria.

El aceite que ellos produzcan será comercializado en el mercado interno, pues buscan satisfacer las necesidades de los bolivianos en su búsqueda de un aceite saludable y light.

Se pueden lograr 1.800 dólares anuales

Los ingresos que podrían tener los campesinos con este cultivo bordean los 1.800 dólares anuales, aprovechando una región casi desértica en la que no se puede producir ninguna otra especie

Los responsables del Instituto de Desarrollo Popular (Indepo) explicaron que de cada árbol de oliva se pueden extraer por lo menos dos litros anuales, que transformados en aceite virgen, pueden ser comercializados en 90 bolivianos por litro. Tomando en cuenta que en una hectárea se pueden plantar por lo menos 600 árboles, los ingresos que obtendrían son de 36.000 bolivianos al año, sin necesidad de invertir en agua para el riego, fertilizantes o fumigadores, pues la especie es muy resistente.

Situación

Viven unos 2.000 años

El olivo tiene muy pocas necesidades en cuanto a calidad de tierra y riego, por eso es casi el único producto que podría sembrarse y producir en una zona tan erosionada como Pasorapa

Un árbol de oliva vive unos 2.000 años, pero empieza a rendir sus primeros frutos a partir de la segunda década. El tiempo de mayor producción es a los 30 ó 40 años.

Esta especie tampoco necesita mucho riego pues es un árbol que puede vivir con menos de 200 miligramos de agua al año, cantidad que estaría garantizada con las lluvias en la región, razón por la cual no necesitará de grandes esfuerzos de sus propietarios.

Una esperanza para los niños; ellos recibirán los plantines
Leer todo:lostiempos.com
_ __ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ __ _ __ __ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Además:

Carlos Falcó destaca que el vino y el aceite de oliva son “dos claves líquidas” de la dieta mediterránea icalnews.com