15 febrero, 2006

UE, contra cuotas mexicanas al aceite de oliva

La Unión Europea analiza la posibilidad de llevar el caso del aceite de oliva a la Organización Mundial del Comercio (OMC), luego de que México aplicó cuotas compensatorias por motivos de subvención y afectación a la industria mexicana.

En entrevista exclusiva con Notimex, el primer secretario de Asuntos Económicos y Comerciales de la Delegación de la Comisión Europea en México, Michelangelo Margherita, aclaró que aunque no es definitiva dicha decisión, es una posibilidad que se estudia ante la medida impuesta por el gobierno mexicano.

La aplicación de cuotas compensatorias a los proveedores de oliva europeos, se dio por considerar que hubo subvenciones por parte de la Unión Europea, las cuales pusieron en desventaja a la industria nacional.

“Estamos convencidos que esas medidas no son compatibles con las reglas de la OMC y hemos analizado el caso, la posibilidad de llevar este problema ante ese organismo y estudiamos la forma de actuar”, comentó.

Negó que exista dicha subvención y algún daño a la industria mexicana, lo cual se tiene que demostrar por parte del gobierno para poder salvaguardarse, “nosotros consideramos que en el caso de México desde este puntos de vista no cumple con estos requisitos”.

Al respecto, el Jefe de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales, José Manuel Vargas Menchaca, aclaró que para México el caso está concluido, luego de que en agosto pasado emitió su resolución final de una investigación que comprobó la subvención.

Entrevistado por separado, resaltó que dos importadores y un exportador europeos, quienes no estuvieron de acuerdo con dicha resolución, presentaron una revocación ante la Secretaría de Economía (SE), sin embargo se confirmó la aplicación de cuota compensatoria.

Dijo que estos empresarios tienen derecho a presentar un proceso de nulidad ante el Tribunal Fiscal, lo cual no ha sucedido, y resaltó que la aplicación de las cuotas no hace prohibitiva la importación del producto.

El 1 de agosto de 2005, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó la resolución final de la investigación de la subvención de precios sobre importaciones de aceite de oliva virgen, en la cual determinó aplicar cuotas compensatorias definitivas.

Dicho estudio surgió a petición de la empresa Fortuny de México en marzo de 2003, la cual también pidió la aplicación del régimen de cuotas compensatorias a importaciones provenientes principalmente de España e Italia.

Luego de iniciar el análisis, la dependencia dio a conocer una resolución preliminar en junio de 2004 y continuó la investigación con la imposición de cuotas compensatorias provisionales a importaciones cuyo valor en aduana por kilogramo fuera inferior al precio de referencia de cuatro dólares de Estados Unidos.

Una vez concluida la investigación y con base en los resultados obtenidos, la Secretaría determinó que existían elementos suficientes para acreditar que las importaciones subvencionadas de dicho producto de la Unión Europea causan daño a la producción nacional.

Así, en agosto declaró concluido el procedimiento administrativo de investigación por subvención e impuso cuotas compensatorias definitivas a importaciones de aceite de oliva virgen, refinado, y preparado a base de mezclas, originarias de la Unión Europea.

La cuota compensatoria definitiva consiste en la cantidad de dólares que resulte de la diferencia entre el precio de importación en aduanas y la tarifa referencial, de 4.05 dólares de Estados Unidos, pero no rebasará los márgenes de subvención de precios expresados en términos absolutos y determinados en la investigación.

Las importaciones de aceite de oliva originarias de la Unión Europa, independientemente del país de procedencia, cuyo valor en aduana sea superior al precio de referencia de 4.05 dólares por kilogramos, no estarán sujetas al pago de cuotas compensatorias definitivas.

De acuerdo con el DOF, Fortuny manifestó que representa el 100 por ciento de la producción nacional de aceite de oliva virgen y refinado, en virtud de que es la única que cuenta con condiciones económicas y financieras, así como inversiones necesarias para crear una rama de producción nacional.

Según el funcionario, esta es la única empresa dedicada a la producción de dicho producto en el país, la cual está ubicada en Baja California, aunque existen plantíos de olivares también en Sonora.

Información de la Unión Europea indica que México importa alrededor de ocho mil toneladas métricas de aceite de oliva al año, 90%, de países europeos como Italia, España y Grecia.

Entre las empresas importadoras de este producto en México se encuentran Bodegas La Negrita, Comercializadora México Americana, Distribuidora Ybarra, Importaciones Columbres, Industria Agrícola Carredana y Marinter.

Por el lado de las exportadoras están Aceites Borges Pont, Aceites del Sur, Aceites Monterreal, Aceites Toledo, Aceites Ybarra, Carbonell de Córdoba, Oleícola Hojiblanca, Carapelli Firenze y Salov, La Asociación Espa;ola de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva y la Asociación Italiana de la Industria del Aceite.
Informa Notimex para El Economista.com.mx