11 enero, 2006

El encarecimiento del aceite de oliva reduce el consumo y las exportaciones

sevilla. El encarecimiento del aceite de oliva, que es especialmente intenso en los mercados de origen, ha retraído las compras internas y, sobre todo, las exportaciones española de este producto, según el balance, aún provisional, para la campaña de comercialización 2004-05, cerrada el 31 de octubre pasado.

La Agencia para el Aceite de Oliva, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura encargado de centralizar los datos de este sector agroalimentario, detalla que el mercado interior aparente –compras realizadas por las envasadoras– absorbió 611.800 toneladas, con un descenso del 2,25 por ciento respecto a la campaña precedente. El porcentaje de caída es muy superior en el caso de las ventas al extranjero: un 13,8 por ciento, hasta las 545.500 toneladas. Crece, en cambio, la importación desde los estados ribereños del Mediterráneo, desde donde entraron 79.800 toneladas, un 28,91 por ciento más.

El stock de enlace (o colchón entre campañas) con que comenzó la cosecha 2005-06, todavía en plena recolección, se situó en 222.900 toneladas, que, a 31 de octubre, se encontraban reservadas en almacenes de almazaras, envasadoras y Patrimonio Comunal Olivarero. Tal volumen, a tenor de los registros de la Agencia para el Aceite de Oliva, supone un descenso del 25 por ciento en comparación anual.

2005 comenzó con una cotización media en los mercados de origen de 2,36 euros por kilo de aceite de oliva y cerró a 4,02, esto es, un aumento que ronda el 70 por ciento, según el sistema de cotejo de precios Pool Red de la Fundación del Olivar, que registra datos sobre operaciones de compraventa a granel en las almazaras españolas.

En concreto, los incrementos fueron del 69,8 por ciento para el aceite de oliva virgen extra (hasta 4,05 euros por kilo), del 72 por ciento para el virgen (4,06 euros) y del 60,7 por ciento para los lampantes, que necesitan ser refinados (3,68 euros por kilo). No obstante, se llegaron a cruzar operaciones que alcanzaron los 4,2 euros y superaron, así, la desorbitada barrera de 700 de las desaparecidas pesetas.

En los lineales comerciales, el porcentaje, aunque no tan elevado, un 18,5 por ciento, fue de suficiente envergadura como para liderar los encarecimientos del año pasado en la cesta de la alimentación, a tenor de la relación de precios que, sobre los productos frescos y envasados, confecciona el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Las principales marcas han colocado el litro entre 4,2 y 4,5 euros, mientras la marca blanca está en torno a 4.

El encarecimiento de 2005 se ha debido primero a la corta cosecha, que se saldó con 985.376 toneladas, frente a las 1.416.861 de la campaña 2003-04, y a los pesimistas pronósticos de una producción escasa para el ejercicio en curso.
Juan Rubio para El Dia de Cordoba
__ _ __ _ _ _ __ _ __ _ _ __ _ _ _ _ _ __ _ __ _ _ _ _ __ _ _ _ __
La Argentina bate récords en la producción olivarera

La campaña 2005-2006 llegaría a un nuevo máximo de 350 mil toneladas de aceitunas. Nuestro país es el cuarto exportador mundial del fruto y el noveno del preciado aceite de oliva.

(EFE) La campaña olivarera 2005-2006 en la Argentina concluirá con una cosecha récord de 350.000 toneladas de aceitunas, 16 por ciento más que en la última cosecha, según informe de la Dirección de Alimentos, difundido ayer.

Argentina, cuarto exportador mundial de aceitunas de conserva y noveno productor de aceite de oliva, logró en la campaña anterior un récord de producción de 300.000 toneladas de aceitunas, frente a un promedio histórico del país de 140.000 toneladas.

Esta cifra sin precedente arrojó en esta cosecha una producción de 25.000 toneladas de aceite de oliva y cerca de 90.000 toneladas de aceitunas de mesa, de acuerdo a los datos relevados por la Dirección de Alimentos.

"El aumento se explica por la expansión de la superficie implantada en distintas regiones del país así como al rendimiento alcanzado en las nuevas plantaciones de alta densidad, bajo sistemas de manejo intensivos, ocurrida en los últimos años", señala el informe.

En una década, Argentina pasó de 50.000 hectáreas a 75.000 hectáreas con olivares en producción y en algunos casos con un rendimiento de hasta 30 toneladas por hectárea en las nuevas plantaciones, las cuales representan cerca del 70 por ciento del total implantado.

"Respecto al comercio exterior, Argentina mejora cada año su presencia internacional debido a los rindes obtenidos, a la calidad de sus productos y a la cosecha en contra-estación respecto de los países del Mediterráneo europeo, principales actores en este mercado", destaca el informe oficial.

En los 10 primeros meses del 2005, Argentina exportó 47.620 toneladas de aceitunas, por 58,8 millones de dólares, con un alza interanual del 32,5 por ciento en valor y del 10,2 por ciento en volumen.

En igual período el país exportó 11.288,8 toneladas de aceite de oliva, por 38,3 millones de dólares, con un incremento interanual en ambos guarismos del 169,2 por ciento.
Contabilidad de costes para almazaras